H2O Titanium

H2O TITANIUM-EL MAS EFECTIVO DESINFECTANTE

ANTECEDENTES

 

El mercado del tratamiento de agua se haya en pleno auge a nivel mundial. El agua ha pasado de ser un elemento común y casi gratuito, a ser conocido como el oro azul.

Las empresas están tendiendo a apostar por la adquisición de nuevas tecnologías que no hagan uso de productos químicos y les permitan optimizar sus procesos productivos .

En este sentido, las tecnologías actualmente disponibles en el mercado presentan algunas limitaciones, no pueden utilizarse en todo tipo de instalaciones de agua y sus costes de implantación, mantenimiento y consumo energético, siguen siendo elevados. Además del inconveniente añadido de que no eliminan la materia orgánica contenida en el agua, salvo complementación con métodos físicos como la filtración, osmosis, etc

Con el objetivo de atender a esta necesidad y tras 4 años de investigación, ambientcare ha desarrollado una tecnología innovadora,  que elimina la materia orgánica, desinfecta el agua, ahorra dinero y cumple con la legislación:  h2o.TITANIUM.

La tecnología h2o.TITANIUM de ambientcare  introduce el dióxido de titanio (TiO2) como elemento clave en los procesos de tratamiento de agua.

El método descansa en la activación como catalizador del dióxido de titanio (TiO2), lo que se consigue irradiando sobre él luz UV. Con ello se provocan una serie de reacciones químicas cuya consecuencia es la generación de enormes cantidades de radicales hidroxilo (·OH).

Con nuestro sistema h2o.TITANIUM, el agua pasa por el interior de un reactor fabricado con dióxido de titanio (TiO2) que contiene lámparas UV, cuya radiación, al incidir sobre el metal, lo activa como catalizador, desencadenando una serie de reacciones que formarán los radicales que oxidarán inmediatamente todo microorganismo y mineralizarán (de forma más ralentizada) la materia orgánica que la misma agua lleve consigo. El proceso es conocido como fotocatálisis oxidativa avanzada.

TECNOLOGÍA h2o.TITANIUM

FUNDAMENTOS DEL SISTEMA

La luz ultravioleta, al incidir sobre la superficie de dióxido de titanio (TiO2), 

consigue la promoción de electrones de la banda de valencia del TiO2 a la banda de conducción, lo que a su vez forma un hueco positivo en dicha banda de valencia. Tales electrones interactúan con iones 

hidróxido y agua para formar el radical libre ·OH al final de una serie de reacciones químicas.

Asimismo, los electrones en la banda de conducción interactúan con el oxígeno molecular para formar el radical superóxido (-O2) y peróxido de hidrógeno (H2O2) que a su vez también generan radicales ·OH.

El efecto fotocatalítico solo se produce en el interior del reactor, pues la vida del radical libre hidroxilo se cuenta por milisegundos y no afecta a las propiedades del agua.